¿Cómo el Shin Bet; el servicio de inteligencia interno de Israel; utilizará la tecnología de rastreo para luchar contra el nuevo enemigo: COVID-19? – Por Yaakov Lappin (JNS)

El director de Shin Bet, Nadav Argaman, declaró que su organización “respondió a la solicitud del escalón profesional en el Ministerio de Salud, por responsabilidad nacional y entendiendo que tenemos la capacidad de salvar la vida de los ciudadanos israelíes”.

El gobierno israelí interino dio un paso sin precedentes, este lunes por la noche, al aprobar las regulaciones de emergencia para eludir la ley existente y equipar a la agencia de inteligencia doméstica Shin Bet y la Policía de Israel con los poderes para ayudar a frenar la propagación del coronavirus (COVID-19) a través de la vigilancia tecnológica.

El gobierno presentó dos regulaciones de emergencia separadas: una para el Shin Bet y otra para la policía, creando mecanismos separados.

El gobierno ha ordenado a Shin Bet que reciba los nombres de las personas infectadas del Ministerio de Salud de Israel, y luego use sus capacidades de rastreo tecnológico para verificar 14 días y localizar a las personas con las que se acercó el infectado.

Luego, el Shin Bet enviará al Ministerio de Salud los nombres de todas las personas que cayeron dentro de cierta vecindad de la persona infectada en las últimas dos semanas. Esta lista podría ascender a docenas, cientos o incluso miles de personas.

La poderosa tecnología de Shin Bet para vigilar tales movimientos generalmente está al servicio de la lucha contra el terrorismo, pero parte de ella ahora irá a la nueva misión de frenar la propagación de Sars-CoV-2.

Después de recibir la lista de aquellos que pueden haber sido infectados por la persona en cuestión, el Ministerio de Salud puede ponerse en contacto con esas personas e indicarles que entren en un período de aislamiento de dos semanas.

Luego, el ministerio puede enviar los nombres de la lista a la Policía de Israel, que también puede usar servicios de vigilancia tecnológica y trabajar con compañías de teléfonos celulares para monitorear sus movimientos, y asegurarse de que se mantengan las órdenes de aislamiento.

El gobierno aprobó una legislación de emergencia para esto, en lugar de ampliar la Ley Shin Bet y proporcionar a las fuerzas de seguridad poderes adicionales a través de la ruta más tradicional.

La razón por la cual el gobierno actuó de esta manera es debido a una cuestión de tiempo. Para ampliar la Ley Shin Bet, primero es necesario recibir la aprobación del subcomité de Seguridad Nacional de la Knesset, que opera bajo el Comité de Asuntos Exteriores y Defensa.

El último comité estaba en el proceso de discutir los cambios cuando una nueva Knesset ha jurado el lunes, retrasando los procedimientos. Luego, el gobierno decidió acelerar el proceso y emplear las regulaciones de emergencia, evitando por completo la Ley Shin Bet.

El lunes, el director de Shin Bet, Nadav Argaman, declaró que su organización “respondió a la solicitud del escalón profesional en el Ministerio de Salud, por responsabilidad nacional y entendiendo que tenemos la capacidad de salvar la vida de los ciudadanos israelíes”.

Cuando quedó claro que otras autoridades carecen de la capacidad tecnológica para llevar a cabo la tarea, el Shin Bet asumió el trabajo, agregó. Luego siguió una serie de reuniones entre el Shin Bet, el Ministerio de Justicia y el Fiscal General Avijai Mandelblit, dijo Argaman, hasta que el fiscal general aprobó el uso de la tecnología de vigilancia.

“El Shin Bet es consciente del hecho que esta forma se desvía de sus actividades continuas en la lucha contra el terrorismo y, por lo tanto, la solicitud fue discutida y aprobada por el fiscal general, y se establecieron mecanismos de supervisión establecidos en el proceso”, dijo Argaman.

“Como jefe del servicio, me gustaría aclarar que las sensibilidades de este asunto son muy claras para mí y, por lo tanto, he dado instrucciones de que solo un equipo muy pequeño de personas del servicio se ocupará del problema, y que la información no se almacenará en la Shin Bet”, agregó.

El servicio de inteligencia enviará los datos directamente al director general del Ministerio de Salud u otro jefe de salud, quien se comprometió a usar la información solo para salvar vidas. El Shin Bet no jugará ningún papel en la aplicación, enfatizó Argaman.

El líder del Partido Azul y Blanco (Kajol Laván), Benny Gantz, criticó la forma en que el gobierno creó el nuevo mecanismo y declaró: “Estos son tiempos excepcionales que, desafortunadamente, requieren medidas excepcionales para salvar vidas. Dicho esto, no podemos renunciar a la transparencia y la supervisión”. Agregó que un parlamento funcional, incluso y especialmente en estado de emergencia, es “un sello distintivo de la democracia”.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.