Columnista palestino en respuesta a las declaraciones del Secretario General de la ONU sobre la conexión judía a Jerusalén: Los judíos no tienen conexión alguna con Jerusalén o Palestina en general

Funcionarios de Fatah y de la OLP arremetieron contra el nuevo secretario general de la ONU António Guterres, por las declaraciones que este dio el 28 de enero, 2017 a Radio Israelí. Guterres dijo que no existe ninguna duda de que Jerusalén es sagrada para las tres principales religiones monoteístas de hoy día, pero se tiene “totalmente claro que el templo demolido por los romanos fue un templo judío”.[1]

Los funcionarios palestinos dijeron que las observaciones de Guterres alientan en Israel a intensificar sus medidas contra Jerusalén, constituyen una agresión directa contra los derechos del pueblo palestino en la ciudad y golpean los esfuerzos internacionales por la paz. También socavan la credibilidad de la ONU y contradicen la verdad, la historia y la resolución de la UNESCO de octubre, 2016 afirmando que la Mezquita Al-Aqsa es un lugar musulmán.

Omar Al-Ghoul, columnista del diario de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida, quien fue asesor del ex primer ministro de la AP Salam Fayyad, publicó un mordaz artículo en el que exigía a Guterres que se disculpara con el pueblo palestino por la injusticia de sus observaciones. Jerusalén y toda Palestina, desde el río hasta el mar, le pertenecen al pueblo palestino, este escribió; y los judíos no tienen ninguna conexión histórica a ellos. Este añadió que Jerusalén le pertenece sólo a los musulmanes y cristianos y que el Templo de Salomón nunca existió en Palestina.

Lo siguiente son extractos de su artículo y de otras respuestas palestinas a las observaciones de Guterres.

Funcionarios de Fatah y de la OLP afirmaron “Los comentarios del secretario general propinan un golpe a la credibilidad de la ONU y fomentan el terrorismo contra los palestinos”.

El miembro del Comité Ejecutivo de la OLP Ahmed Majdalani llamó las declaraciones del secretario general de la ONU “un grave incumplimiento en política y un golpe a la credibilidad de las Naciones Unidas como organismo internacional [que refleja] la parcialidad hacia una fuerza ocupante”. Este agrego: El secretario general debería clarificar sus observaciones, que socavan los esfuerzos internacionales por la paz y dan luz verde a la ocupación para que intensifique sus medidas contra Jerusalén… El secretario general de la ONU parece estar desinformado y desactualizado en el campo al que está comprometido y le recordamos la resolución de la UNESCO, que considera a la Mezquita Al-Aqsa y a todo el Haram Al-Sharif [es decir, el Monte del Templo] como un lugar sagrado islámico designado para orar”.[2]

El secretario adjunto del Comité Revolucionario de Fatah Fayez Abu ‘Aita llamó a las declaraciones del secretario general “una agresión directa contra los derechos del pueblo palestino en Jerusalén y una muestra [de la parcialización] hacia la ocupación legitimando y autorizando la presencia ilegal israelí en Jerusalén”. Este agregó que estas “alentarán a Israel a utilizar un mayor terrorismo contra el pueblo palestino, atacar los lugares sagrados del Islam y el cristianismo y a continuar expandiendo la construcción de asentamientos hasta que el principio de dos estados sea eliminado”.[3]

Columnista en diario de la AP: Jerusalén y toda Palestina desde el río al mar, es suelo musulmán

‘Omar Al-Ghoul, columnista del diario de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida y asesor del primer ministro de la AP Salam Fayyad durante el mandato de este último, condenó duramente a Guterres: “El mundo expresó gran optimismo por la reciente designación de António Guterres como secretario general de la ONU, especialmente ante su promesa de reformar esta institución internacional líder para desarrollarla y poder así seguir los acontecimientos mundiales con mayor rapidez y vitalidad, pero ese optimismo aparentemente está fuera de lugar, ya que alguien que quiere reformar y despertar a la organización internacional no se desvía de la Carta Magna de las Naciones Unidas, ni de sus resoluciones ni reglas, sino debe ser más sabio y audaz al tomar posturas políticas en lugar de hacer comentarios improvisados ​​de acuerdo a caprichos y intereses escuetos.

“António Guterres cometió un claro y obvio error hacia la paz y el proceso político sobre el carril palestino-israelí cuando declaró… de que cree en la conexión entre Jerusalén y los judíos. El secretario general argumentó, contradiciendo la resolución de la UNESCO, su historia y hechos, que a su manera de ver, la cual se desvía de la verdad y de los hechos, está tan claro como lo claro que está el sol de que ‘el templo demolido por los romanos fue un templo judío’. Por lo tanto, el nuevo secretario general cayó en la trampa de su propia visión desequilibrada, porque el tema de Jerusalén y la sangrienta querella palestino-israelí no se resuelven con opiniones personales. [Señor Secretario General], su opinión personal es sólo suya y no una postura vinculante por parte de la ONU o de las naciones del mundo. Usted, como secretario general, no debe involucrar a la ONU en posturas que no necesita y que no se corresponden con sus reglamentos y resoluciones. Más aun usted no tiene ningún derecho a errar halagando a Israel debido a consideraciones fácilmente entendibles por cualquier observador, porque sus observaciones no corresponden a la historia o a la data existente”.

Jerusalén le pertenece a los musulmanes y cristianos y no a los judíos; Guterres debe disculparse inmediatamente con el pueblo y el liderazgo palestino

“Si usted está interesado en la historia y está comprometido a esta, Señor António, [entonces usted debería saber que] Jerusalén y toda Palestina desde el río al mar, le pertenecen al pueblo palestino y su historia es su historia. El establecimiento de Israel basado en la Resolución 181 de la ONU, adoptada en noviembre de 1947 y el consentimiento del pueblo palestino a la paz y a la solución de dos estados sobre la base de las fronteras de junio de 1967, no significa en lo absoluto que la historia de Palestina cambia, Jerusalén es árabe-palestina y le pertenece a los musulmanes y a los cristianos y no a los judíos, aunque esto no significa que a los judíos se les deba impedir visitarlo. El así llamado ‘Muro Occidental’ es en realidad el “Muro Al-Buraq” [Al-Buraq es el caballo alado en el que Mahoma ascendió al cielo]. El Templo de Salomón no existe y nunca existió en Palestina. Los israelíes han estado excavando en toda la tierra durante casi un siglo desde que la ocuparon totalmente en junio de 1967 y no han encontrado nada relacionado al judaísmo en toda Palestina, no sólo en Jerusalén.

“Entonces, ¿por qué motivo expresa usted voluntariamente posturas incorrectas que no tienen conexión con la realidad? ¿Cuál es su interés en hacerlo? ¿Está sirviéndole usted al proceso de paz, o lo está enredando y lo amenaza? Además, usted expresa puntos de vista irresponsables, tales como que usted ‘No tiene la intención de tomar las riendas de la iniciativa en ningún proceso político entre los palestinos y los israelíes’. ¿Cuál es su papel como secretario general de la ONU? ¿Es usted Estados Unidos, o habla usted para este? ¿No constituye esto conspirar con el estado racista, étnico genocida israelí y le da luz verde para continuar con sus asentamientos imperialistas? Es esta la reforma que quiere usted llevar a la ONU?

“Esta grave injusticia cometida por el nuevo secretario general de la ONU sobre el tema de la Jerusalén cristiana-islámica, árabe-palestina y humana significa que este debe inmediatamente pedir disculpas al pueblo palestino y al liderazgo y rectificar este asunto emitiendo un mensaje claro, directo y una postura explícita en concordancia con la Organización Cultural, Científica y Educacional de las Naciones Unidas – UNESCO, la cual emitió dos resoluciones sobre este tema en octubre, 2016.

“Usted no puede tomar decisiones personales por su cuenta, ya que desde su nombramiento como secretario general de la ONU, usted no se representa a si mismo sino a toda la ONU, incluyendo a sus pueblos, estados miembros, resoluciones, tratados y reglamentos. Por ende, usted no está autorizado a decir lo que se le venga en mente o lo que usted o los aberrantes países que usted más adula, desean que usted diga – no particularmente Israel y su aliado Estados Unidos.

“¿Ha tenido el coraje de reconocer [que esto es lo que ha hecho] y de corregir esta vergonzosa injusticia?”[4]

 

 

http://memri.org/bin/espanol/ultimasnoticias.cgi?ID=SD 676617

[1] Jpost.com, 30 de enero, 2017.

[2] Wafa.ps, 29 de enero, 2017.

[3] Wafa.ps, 29 de enero, 2017.

[4] Al-Hayat Al-Jadida (AP), 29 de enero, 2017.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.