¡Coherencia! Irán financia al partido “Podemos” y España financia ONG israelíes de extrema izquierda – Por Gabriel Ben-Tasgal

La Policía española investiga documentos que apuntan el presunto pago de 5 millones de euros, por medio de facturas infladas, en los programas de TV de Pablo Iglesias y compañía. Hasta el momento se sabe que el líder del partido español de extrema izquierda Podemos, Pablo Iglesias, transmitía su doctrina desde el programa “Fort Apache”, un espacio producido por la Asociación Cultural con Mano Izquierda. El programa es emitido desde Hispan TV, un canal internacional de TV iraní en habla hispana, montado desde enero 2012, para expandir el adoctrinamiento ideológico chiíta tras una gira del entonces presidente iraní Mahmud Ahmadinayad por Cuba, Venezuela, Ecuador y Nicaragua. Para Ahmadinayad, el proyecto era, en propias palabras, “un arma de lucha ideológica”.

Según informa El Confidencial y OkDiario el entramado de Iglesias funcionaba así: el Gobierno iraní, a través de sociedades radicadas en países como Dubái o Bielorrusia, habría efectuado los pagos a la empresa 360 Global Media, administrada en España por el iraní Alizadeh Azimi y ésta, después, le habría ingresado el dinero a Con Mano Izquierda, la asociación cultural creada por Pablo Iglesias encargada de producir “Fort Apache”. En total, según El Confidencial, Irán habría destinado unos 5 millones de euros a la puesta en marcha de Podemos, mientras que OkDiario publicó ayer que Pablo Iglesias y su entorno “habrían cobrado 600.000 o 700.000 euros anuales de Irán”.

Hasta la fecha no ha transcendido cuánto cobraba Pablo Iglesias directamente de los iraníes pero, según la declaración de intereses económicos que presentó en diciembre al Parlamento Europeo, el líder de Podemos se llevaba entre 1.001 y 5.000 euros brutos al mes por presentar Fort Apache. Otros informes en la prensa sugieren que recibía, por lo menos, 3000 euros.

La alianza Podemos-Irán no se manifiesta únicamente en el grado de cooperación ideológica entre radicales, un eje conocido como “la Alianza Verde-Roja”, sino también en un financiamiento chiíta hacia socios que pueden traducir su doctrina en políticas internas, en este caso en España.

Si se demuestra que, 360 Global Media era usada por el Gobierno iraní para contribuír a la financiación de Podemos, este hecho supondría un caso de financiación ilegal de un partido político. La Ley de Financiación de Partidos introdujo en 2007 la prohibición de utilizar fondos aportados por gobiernos extranjeros, lo que, según la reforma del Código Penal de 2015, está penado con hasta cuatro años de cárcel. No deja de llamar la atención que medios de comunicación como El País de España describió de forma especialmente crítica una propuesta de ley parecida, y sensiblemente más moderada, impulsada por Israel y su Ministra de Justicia Ayelet Shaked para esclarecer que ONG recibían fondos de países extranjeros.

¿Cuál puede ser el interés de Irán en Podemos? Teherán ha financiado y apoyado la actividad de aliados ideológicos para asegurar alianzas en las escenas nacionales de varios países, no solamente apoyando a Iglesias y a Podemos, lo mismo han hecho con el piquetero antisemita argentino Luis D’Elia o en otros países latinoamericanos.

Veamos ahora la otra cara de la moneda

Hace poco tiempo, en medio de la tormenta provocada por la censura al popular cantante estadounidense judío Matisyahu en el Sunsplash Festival Rototom Música en España, el presidente de la ONG Monitor Gerald Steinberg explicó en el Jerusalem Online que la Agencia de Desarrollo del Ministerio de Relaciones Exteriores de España (AECID) apoyaba económicamente a una serie de ONG pro-palestinas, intentando influir de forma directa en la política interna israelí. Exactamente lo mismo está haciendo Irán en España.

Entre las ONG que actúan en España y que reciben dineros del gobierno español sobresale el líder del BDS en España, la ONG Palestina Sodepaz quien está estrechamente asociada con la “Marcha Global a Jerusalén”, que “celebra la resistencia palestina y la resistencia” a “la creación del Estado sionista ilegal en la tierra y en las casas de los palestinos”.

De acuerdo a ONG Monitor, las actividades y los los proyectos financiados a través de la AECID en Israel y en Palestina son supervisadas por la Oficina de Cooperación Española en Jerusalén.

En un sensacional informe de Monitor, centrado en la financiación del gobierno español 2009-2011 a organizaciones pro-palestinas, se señalan 40 organizaciones israelíes (de extrema izquierda), palestinas y españolas pro-palestinas que recibieron capitales españoles. España pagó, del presupuesto de sus contribuyentes (2009 y 2011), aproximadamente 15 millones de euros.

Entre los años 2009-2011, NGO Monitor identificó que ciertas organizaciones radicales israelíes, cuyos informes suelen demonizar a Israel en el mundo, habían recibido importantes montos del erario español, incluyendo el Comité contra la Demolición de Casas, el Instituto de Investigación Aplicada de Jerusalén y en especial… Shovrim Shtika o Rompiendo el Silencio (que recibió de España unos 400.000 euros entre esos años). No se encontró información sobre el proceso que se imponía para evaluar y aprobar esta financiación pero todos podemos comprobar el daño que provocan sus informes politizados y notablemente manipulados.

En 2012, gracias al informe de ONG Monitor, AECID redujo la financiación y las concentró en tres organizaciones, todas pro-palestinas, a las que les asigna 1.6 millón de euros anuales. Los tres “becarios” son Rabinos por los Derechos Humanos, la palestina Al Maqdese y el Instituto de Investigación Aplicada de Jerusalén.

Fuera de eso, según lo ha informado Palestinian Media Watch, el gobierno español fue identificado como uno de los patrocinadores de un anuncio en la televisión de la Autoridad Palestina (6/1/2011), promoviendo el boicot a los productos israelíes. Un representante de España dijo al Canal 2 de TV (Israel) que “el logotipo del gobierno español se utilizó sin nuestro conocimiento”.

Ahora bien, un apoyo adicional a la causa palestina y a la demonización de Israel proviene también de Comunidades y Regiones Autónomas de España. Por ejemplo, el Gobierno Vasco apoya a la coalición de ONG españolas MEWANDO que publicó un boletín de noticias que utiliza la retórica del “apartheid” y “genocidio” y que ofreció una historieta que representaba a una víctima de linchamiento de un afroamericano y un niño judío en el Holocausto como “palestinos” (el enlace ya no está disponible).

La ONG española Xarxa d’Enllaç amb Palestina (Enlace de red con Palestina), financió en Barcelona y Cataluña (mayo de 2012) un concierto en Barcelona con motivo de la Nakba palestina. En mayo de 2011, Xarxa firmó una carta titulada “Enrique Iglesias, no cantes para el apartheid israelí!”. El municipio de Barcelona proporcionó 56.000 euros para el Tribunal Russell (marzo de 2010) sobre Palestina, desde donde se pedían “acciones legales y campañas intensificadas de BDS a nivel mundial”.

El 3/11/2014, el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (FAMSI) organizó una Conferencia Internacional de Gobiernos Locales y Organizaciones de la Sociedad Civil en apoyo de Palestina, que promovió sentimientos antisemitas y campañas de BDS contra Israel. El Centro Simon Wiesenthal acusó al Gobierno español de la financiación de la conferencia y de ser el coordinador de FAMSI, a través de la Agencia del Gobierno para la Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID). Según informes publicadas en la prensa, el Ministerio español de Asuntos Exteriores rechazó las acusaciones sin aclararlas.

¡Coherencia!

España e Irán apoyan y han financiado a organizaciones y ONG políticas de extrema izquierda. España e Irán han tratado de influir en la política interna de otro país con dinero público, no con donaciones de individuos o civiles, sino desde una decisión de la administración nacional con dineros del contribuyente. El enfado que produce en Israel la actitud del gobierno español y de otros países y gobiernos de la Unión Europea y EE.UU. se asemeja al enojo que leemos en las redes sociales tras conocerse el dinero que está recibiendo Podemos desde el regimen terrorista chiita. Sin duda… ¡Coherencia!

Si se confirman las sospechas contra Pablo Iglesias y Podemos, las autoridades españolas podrían procesar a los beneficiarios de Irán. En el camino, y tras haber reducido ese mal comportamiento durante el gobierno del PP, España debería también cancelar cualquier tipo de apoyo a organizaciones políticas y demonizadoras de otros países. ¡Coherencia!  

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.