COGAT acusa al Hamás de robar la electricidad de los hospitales y las escuelas de Gaza – Por Anna Ahronheim (Jerusalem Post)

Un video que supuestamente muestra los operativos de Hamás robando electricidad de las instituciones civiles de Gaza fue publicada en Facebook por el Coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), Mayor General Yoav “Poly” Mordejai.

“La organización terrorista Hamás continúa robando a los residentes de Gaza”, escribió Mordechai en su página de Facebook. “Ayer se informó que los militantes de Hamás llegaron a la valla fronteriza Franja de Gaza a las 16:30, a una zona donde hay una línea eléctrica para conectarlo a las redes piratas con fines terroristas”, escribió Mordejai. La línea eléctrica estaba destinada a hospitales y escuelas de la ciudad de Khan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza, dijo, pero agregó: “Hamás no está interesado en la población e incluso la oprime”.

Mientras que Israel y Hamás han repetido que no están interesadas en un nuevo conflicto militar, la actual crisis de combustible – en la que residentes de la Franja de Gaza tienen menos de cuatro horas de electricidad al día – ha llevado a una preocupación entre los funcionarios superiores de las FDI, quienes creen que una confrontación podría estallar si un lado calcula mal las acciones del otro.

Hamas provocó duras confrontaciones con Israel, en el pasado, con el fin de distraer la atención de los problemas internos. Además de la falta de combustible para la electricidad, la empresa de servicios públicos de agua de Gaza también advirtió que, cuando no hay electricidad, no tiene suficiente combustible para operar sus instalaciones de agua y saneamiento.

A principios de febrero, el ministro de Defensa de Israel Avigdor Lieberman dijo que si bien la situación humanitaria en el enclave gobernado por Hamás era “mala”, no era una crisis, y acusó a los medios de comunicación tanto local como internacional de difundir dicha “desinformación”.

A diferencia de la mayoría de los habitantes de Gaza, Liberman dijo que el liderazgo de Hamás tiene acceso a la electricidad todo el día.

“En 2017, Hamás gastó $ 260 millones de dólares para fabricar cohetes y cavar túneles, $ 100 millones vinieron de Irán, y el resto de la recaudación de impuestos y otras donaciones”, acusó. “Hamas invirtió $ 260 millones en capacidades militares y no desviarían ni un solo shekel para el agua, la electricidad, la salud o la educación… Están dispuestos a sacrificar a todos los residentes de Gaza”.

En enero, se unió a Mordejai el Ministro de Cooperación Regional Tzachi Hanegbi y otros representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores en un foro en Bruselas a fin de examinar las posibles soluciones para los desafíos que enfrentan los residentes de Gaza en áreas como la infraestructura, la energía y el empleo.

Mordejai sugirió varias soluciones a la crisis energética, incluyendo la conexión de Gaza a una infraestructura de gas natural que podría duplicar el suministro eléctrico mediante la adición de 140 megavatios de potencia, con un potencial de expansión a 560 MW. También sugirió que se establezca el tendido eléctrico “161” desde Israel a Gaza, que podría aumentar el suministro de electricidad en un 30%.

El suministro de combustible ha sido una fuente de controversia entre la Autoridad Palestina y Hamás desde que el grupo tomó el control de la Franja en un sangriento golpe de estado en 2007. A pesar de la violenta toma del poder, el gobierno de Abbas en Ramallah (de Fatah) hasta hace poco pagaba las facturas de Gaza, agua y electricidad, así como las cantinas de miles de funcionarios.

A principios de abril, la Autoridad Palestina recortó el salario de sus empleados de Gaza en un 30% en un intento de ejercer presión sobre Hamás para que este ceda el poder en el enclave a la Autoridad Palestina. También se informó que Abbas había pedido dejar de pagar todas las facturas de Hamás.

La AP y Hamás se han echado la culpa por la crisis del combustible. Los funcionarios de Hamás le responden a la AP que los acusa de no estar ejecutando la planta de manera eficiente y Hamás le responde que ellos no pueden permitirse el lujo de comprar más combustible y operar la planta debido a los altos impuestos establecidos por la AP.

En una entrevista de abril con el canal árabe de la BBC, Mordejai dijo: “Desafortunadamente, Hamás toma 100 millones de NIS. [$ 28m.] al mes de los residentes de la Franja de Gaza: a partir de las mercancías, de los impuestos de todos los palestinos en la Franja de Gaza, y esto no llega a la Autoridad Palestina”.

Mordejai afirmó que Hamás prefiere gastar dinero en cavar túneles en lugar de pagar a la AP y, por lo tanto, la Franja es “completamente dependiente de la electricidad de Israel”.

 

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.