Cleptohistoria palestina – “Los árabes, no los judíos, fundaron y construyeron Jerusalén”

El artículo del Instituto Real de Aal al-Bayt para el Pensamiento Islámico de Jordania afirma que el Antiguo Testamento prueba que “Jerusalén siempre fue una ciudad árabe”. Funcionario palestino: Paper desmiente la narrativa israelí exclusiva utilizada para negar los derechos de los palestinos en Jerusalén. En el pasado, el presidente de la AP, Abbas, también afirmó que Jesús era palestino.

Un instituto jordano presentó un nuevo giro en la historia regional durante el fin de semana, alegando que fueron los árabes, no los judíos, quienes fundaron Jerusalén en tiempos bíblicos.

Según el diario saudita Arab News, un documento del Instituto Real de Pensamiento Islámico Aal al-Bayt, un grupo de expertos con sede en Ammán, afirmó que los árabes fueron los primeros habitantes de Jerusalén y que han vivido allí durante al menos 5.000 años.

Jerusalén es el hogar de la Mezquita Al-Aqsa, el tercer sitio más sagrado del Islam después de La Meca y Medina en Arabia Saudita.

Según el informe, el instituto es una ONG islámica encabezada por el príncipe Ghazi bin Muhammad, que ha trabajado como asesor especial del rey Abdullah de Jordania desde 2000.

El instituto declara en el documento que “busca corregir la percepción errónea de que los árabes son recién llegados a Jerusalén” utilizando documentos inéditos, descubrimientos arqueológicos y el registro bíblico para probar sus afirmaciones.

Entre sus muchas referencias, el periódico presenta la Correspondencia de Amarna, una serie de cartas diplomáticas entre reyes cananeos y señores egipcios que datan del siglo XIV a. C., que mencionan a Jerusalén.

“Los árabes lo fundaron y construyeron [Jerusalén] en primer lugar, y han estado allí desde entonces”, señala el periódico, señalando que el Islam ha sido dominante en Jerusalén durante 1.210 de los últimos 1.388 años.

Además, el documento de 108 páginas argumenta que el propio Antiguo Testamento “muestra que los árabes, los hamitas, los cananeos y los jebuseos fueron los habitantes originales de la tierra de Palestina, incluida la zona de Jerusalén”, lo que supuestamente demuestra que “Jerusalén siempre fue una ciudad árabe “.

“Los árabes palestinos de hoy son en gran parte descendientes directos de los árabes indígenas cananeos que estuvieron allí hace más de 5.000 años. Las familias árabes musulmanas y cristianas árabes modernas son los habitantes más antiguos de la tierra”, argumentó el periódico.

El miembro del Consejo Nacional Palestino y ex alcalde de Belén, Vera Baboun, dijo a Arab News que el documento de posición del instituto jordano “articula las diversas realidades históricas lejos de la narrativa exclusiva que Israel está adoptando para negar los derechos culturales, humanos, históricos y religiosos de los árabes palestinos si somos cristianos o musulmanes.

“Pone a los lectores cara a cara con sus propios conceptos erróneos y falta de conocimiento, desacreditando así la narrativa política o bíblica israelí exclusiva que se utiliza para negar el derecho y la existencia de los derechos palestinos en Jerusalén o en la tierra palestina en general”, dijo ella.

Sin embargo, esta no sería la primera vez que los palestinos intentan reescribir la historia. En un mensaje navideño de 2013, el presidente palestino Mahmoud Abbas afirmó que Jesucristo era un “mensajero palestino de esperanza”.

La medida se calificó de inmediato como un intento palestino de reforzar el vínculo entre las narrativas palestinas y cristianas en la opinión pública mundial y recibió críticas mordaces, ya que existen pocos académicos que pueden llegar a discutir que Jesús fue judío.

 

Fuente: IsraelHayom- Traducido por UnidosxIsrael

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.