Así es como Trump puede desenmascarar a Abbas – Por David Suissa (Jewishjournal)

Bueno, fue bonito mientras duró. Durante un tiempo, parecía como si el presidente Donald Trump podría intentar un enfoque más hábil para el conflicto palestino-israelí. En lugar de recompensar a los palestinos por decir que “no a todo”, él les mostraría que hay un nuevo sheriff en la ciudad. No más mimos, no más persecución, no más rogando por su presencia. Trump parecía el antídoto del secretario John Kerry, que registra más millas que un astronauta tratando de convencer a los negadores palestinos sentarse y negociar.

Fue emocionante pensar que, por último, el líder del mundo libre seguiría la Regla Número 1 de la negociación “No te muestres demasiado entusiasta”. Una clase de cinco minutos sobre el fracaso de 25 años del proceso de paz palestino-israelí hubiera demostrado que  la ansiedad de Trump era el sentimiento constante entre una cadena sin fin de negociadores de paz que se golpearon la cabeza contra el muro palestino de los No.

Pero en vez de darnos un nuevo enfoque, el artista de la operación ha sucumbido a la misma vieja trampa palestina. El último negociador que se dejó atrapar es el enviado, desde hace mucho tiempo, y abogado de Medio Oriente de Trump, Jason Greenblatt.

Miren el idioma corporal: es el Día de la Marmota. Ves a Greenblatt en Ramallah sonriendo y tratando de simpatizar con el presidente Mahmoud Abbas de la Autoridad Palestina (AP) y uno no puede dejar de pensar: “Hombre, he visto esta película antes, como cien veces”.

¿Hay alguna forma de salir de esta trampa tediosa e interminable? ¿Hay algo que Trump puede hacer para romper este patrón repetitivo agónico del fracaso?

SI, existe, y es tan sencilla que espero que lo haga.

Trump le puede pedir a Mahmoud Abbas que haga  una oferta. Así es, hacer una oferta de paz seria.

En los últimos años, Israel hizo algunas ofertas serias, pero los palestinos rechazaron cada una sin hacer contraofertas. En los últimos años, sin embargo, incluso se han negado a negociar. Esto les da mucho poder porque todo el mundo los apoya. Mientras tanto, Abbas puede vociferar unas pocas palabras acerca de la paz, culpar a Israel por la falta de progreso, hacer compromisos o no hacer nada de concesiones y todavía recoger miles de millones en ayuda internacional sin dejar de vivir en el lujo.

Es hora de darse cuenta que lo último que Abbas quiere es llegar a un acuerdo con el estado judío. ¿Y por qué habría de hacerlo? Abbas no es tonto. Él sabe que la creación de un estado palestino salvaría el proyecto sionista, garantizando el futuro de Israel como Estado judío y democrático. ¿Por qué iba a querer salvar algo que odia?

Este desprecio por el sionismo es largo y profundo. Apenas unos días antes de reunirse con Greenblatt, el partido Fatah de Abbas y la AP estaban celebrando a una terrorista palestina cuyo ataque en 1978 provocó la muerte de 38 civiles israelíes, entre ellos 13 niños, que fueron fusilados y quemados hasta la muerte en el secuestro de un autobús. Glorificar a los terroristas y promover el odio al judío son los dos mantras culturales de la sociedad palestina.

Abbas también sabe que tan pronto como las Fuerzas de Defensa de Israel abandonen la Cisjordania, Hamás e ISIS son propensos a lanzarse en picada y empezarían a cortar cabezas palestinas, incluyendo la suya propia. Su cooperación de seguridad, tan cacareada con Israel, es tanto para su propio beneficio como para cualquier otra persona. ¿Por qué iba a querer poner fin a esa protección?

En la situación de Abbas, el statu quo ha sido como un Club Med con misiles anti-Israel. Mientras, es posible mostrar su papel de víctima a causa de la ocupación israelí, puede seguir viviendo la gran vida mientras se alimenta al movimiento BDS y ataques a Israel en los círculos internacionales amistosos. ¿Por qué habría que terminar?

¿Alguna vez ha mirado un mapa de Cisjordania? Con o sin asentamientos, se ve como un grano. ¿Se imaginan a Abbas inaugurando el mapa como parte del logotipo de un nuevo estado palestino? No es de extrañar que el mapa de la futura Palestina que empapa a la sociedad palestina siempre muestra la forma del diamante sorprendente de toda la tierra de Israel. Ese es el único estado que quiere: todo el estado judío.

Si se suma todo eso, es más fácil entender por qué los líderes palestinos han estado diciendo NO por tanto tiempo. Cuando nos fijamos en las cosas desde la perspectiva de los líderes cuya repulsión por el sionismo y la corrupción crónica ya son bien conocidos ¿Por qué debería sorprendernos que fueran guiados por este odio y sus propios intereses?

Su peor pesadilla sería si alguien los llamara y les pidiera hacer una oferta de paz genuina. Sería mostrarlos tal como son. Se expondrían a la simple realidad que no habrá acuerdo con Israel ya que jamás podrían decir que sí.

Lo sé. Esto es basura. Para aquellos de nosotros que todavía soñamos con la paz, esto es lo último que queremos oír. Necesitamos esperanza, y este tipo de realismo puro y duro no ofrece ninguna. Nos obliga a pensar en alternativas desagradables y peligrosas.

Trump puede pensar que él está ofreciendo esperanza al hablar de un “gran acuerdo”, pero todo lo que ofrece es una visión clara de su ego. Para él, lo que representa este conflicto es una oportunidad de demostrar que puede hacer el “trato imposible”. Nunca se le ocurrió reflexionar sobre por qué es imposible en el primer lugar. Su ego sin límites ha convertido al artista de la operación en sólo otro negociador de paz.

Trump puede remediar todo esto haciendo lo que cualquier experto negociador de Manhattan haría: pedir a la otra parte hacer una oferta para ver su seriedad. Por supuesto, nunca va a conseguir ninguna porque los líderes palestinos sólo son serios acerca de la destrucción de sionismo y la protección de sus cuentas bancarias en Suiza.

Pero, al menos, el mundo verá la verdad y sus enviados se ahorrarán una gran cantidad de kilómetros.

 

 

http://jewishjournal.com/opinion/216715/trump-can-smoke-abbas/ – Traducido por Dori Lustron de PorIsrael.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.