Ariel Sharon – Amado por la prensa, cuando giró a la izquierda

Por Dror Ider, Israel Hayom, 12/1/2014

 

  1. Sharon se fue de nosotros hace ocho años. Ayer fue el sello final. Él se desconectó de nuestro pueblo después de su último acto significativo llamado, irónicamente, la “desconexión” (de Gaza). Al igual que su enorme personalidad, carismático, siempre controversial – incluso su muerte fue sin precedentes: ocho años deambuló entre la tierra y los cielos.
  2. Sharon no se ganó el cariño de los medios de comunicación – o al menos una consideración justa hacia él – antes de su último movimiento político. Honestamente se puede decir que Sharon estaba interesado únicamente en la retirada de Gaza, pero para sus enemigos de los medios de comunicación que se transformaron en sus amantes, a ellos les interesaba la destrucción de las ciudades judías, “los asentamientos”.
  3. Ariel Sharon cuando fue primer ministro era diferente del general condecorado que cruzó el canal (de Suez). Se mantuvo la táctica, pero décadas de de-legitimación aseguraron que su pragmatismo – que le ayudaron en otros días – prevaleciera sobre otras consideraciones, profundas y no menos clarividentes.
  4. Durante años, Sharon sirvió como un saco de boxeo para el periodista Yoel Marcus,  que al igual que sus amigos nunca perdió una oportunidad para golpear a quien se percibía como una amenaza a la hegemonía de la izquierda. Y lo que sucedió fue que la primera vez que Sharón esbozó y detalló su plan de retirada lo hizo frente a ese Yoel Marcus, a quien Sharon invitó a su granja. El enemigo se transformó en su amante. En términos históricos, Ariel Sharon trató de limpiar su nombre, para ser aceptado entre sus enemigos entre los cuales creció y fue educado, antes de cruzar la línea.
  5. En el tratado Avot nos enseña Joshua Perahia “que se condene a cada persona favorablemente”. Sus seguidores interpretaron esto como un pedido para juzgar a cada persona por todas sus acciones y no por un solo acto.

En cuanto a las declaraciones que he escuchado desde la derecha: Con todo el dolor, no se puede relacionar a Sharon y a a su contribución al Estado de Israel, a su seguridad y al asentamiento solamente con un único espejo de la “desconexión”. Se necesita una distancia histórica adecuada para destilar lo banal y preservar lo importante. Descansa en paz, Ariel Sharón, también tus opositores te saludan.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.