América Latina: Impulso creciente para designar a Hezbollah como organización terrorista – Por Joseph M. Humire (Instituto Gatestone)

La conversación antiterrorista en América Latina está cambiando. El 16 de julio, el gobierno argentino de Macri hizo historia al convertirse en el primer país de América Latina en designar oficialmente a Hezbollah como una organización terrorista.

Foto de portada – El presidente Mauricio Macri de Argentina (izquierda) se convirtió en el primer líder latinoamericano en designar a Hezbollah como organización terrorista, en julio. El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez (derecha) se convirtió en el segundo unas semanas después.

Menos de un mes después, el 9 de agosto, el gobierno paraguayo hizo lo mismo y también reconoció oficialmente a Hezbollah como una organización terrorista. Ahora, al menos otros dos países de la región están considerando seriamente emitir la misma designación antiterrorista en un futuro cercano.

Independientemente de cuánto tiempo tome, el proverbial tren ha salido de la estación en América Latina y los gobiernos regionales están despertando al hecho que Hezbollah es una amenaza terrorista en el hemisferio occidental.

Es importante tener en cuenta que estos cambios de política no ocurren en un vacío. La cooperación regional contra el terrorismo está catalizada por conversaciones que tienen lugar detrás de escena sobre Irán y la influencia maligna de Hezbollah en la región. He tenido la suerte de participar en algunas de estas conversaciones, y aquí están las cinco conclusiones principales:

  1. La inteligencia financiera y la supervisión son primordiales.

Durante la reciente designación de Hezbollah como grupo terrorista en Argentina, el papel de su unidad de inteligencia financiera fue imprescindible para configurar las perspectivas internas del gobierno sobre Hezbollah y establecer los mecanismos legales para hacer esta designación formalmente.

2019-09-30_1431

Mariano Federici, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera de Argentina.

Un año antes de la designación formal, la Unidad de Inteligencia Financiera de Argentina (Unidad de Inteligencia Financiera o UIF-AR), dirigida por Mariano Federici, congeló los activos de 14 personas que pertenecen al Clan Barakat, una poderosa familia del crimen libanés con lazos con Hezbollah. Uno de los conductos para estos lavadores de dinero de Hezbollah fue un casino en la ciudad de Iguazú, en el lado argentino del Área Tri-Fronteriza (TBA). El comunicado de prensa de la UIF declaró que “los miembros del clan supuestamente recaudaron dinero en el casino de Iguazú por premios falsos por un total de más de $ 10 millones, sin declarar los fondos al cruzar la frontera”. Esta acción argentina, del 11 de julio de 2018, fue más que simbólica: fue un precedente legal para demostrar que los financieros y facilitadores de Hezbollah todavía están activos en Argentina.

Esta exitosa operación de inteligencia financiera, coordinada con la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro de los Estados Unidos (FinCEN), fue la primera acción gubernamental tomada por el presidente Mauricio Macri contra Hezbollah. Un año después, el 16 de julio de 2019, el presidente Macri firmó el Decreto Ejecutivo 489, que crea oficialmente el “Registro Público de Personas y Entidades vinculadas al Terrorismo y su Financiamiento” o RePET, por sus siglas en español. El registro se ha llenado con más de 1,000 entradas, muchas de ellas con miembros, facilitadores o financieros de Hezbollah.

En los Estados Unidos, el Departamento del Tesoro, a través de su Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera, dirigida por el subsecretario Marshall Billingslea, ha realizado avances históricos, sancionando a más de 50 personas o entidades relacionadas con Hezbollah desde 2017, como parte de un esfuerzo mayor para desmantelar el mundo global de Hezbollah y su red financiera. La sincronización de estos esfuerzos por parte de EE.UU. y Argentina es un modelo para comprender cómo las UIF son una herramienta valiosa para ayudar a los gobiernos regionales a construir casos contra Hezbollah en América Latina.

  1. Contrarrestar la convergencia del crimen y el terror es crítico.

Si bien América Latina puede ser relativamente nueva en las complejidades involucradas en la lucha contra el terrorismo islamista, la región ciertamente no es nueva en la lucha contra el crimen organizado transnacional (CTOC). En la mayoría de los países de América Latina, de hecho, CTOC se encuentra entre sus principales prioridades de seguridad nacional. Es por eso que, cuando el Departamento de Justicia (DOJ), el 15 de octubre de 2018, designó a Hezbollah como una de las cinco principales organizaciones criminales transnacionales del mundo, muchos gobiernos latinoamericanos dirigieron su atención a las redes ilícitas de Hezbollah.

El relativamente nuevo Equipo de Narcoterrorismo Financiero de Hezbollah (HFNT) en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, dirigido por el Subprocurador General Adjunto John Cronan, está haciendo un trabajo crítico coordinando los enjuiciamientos relacionados con Hezbollah en todo el país y ayudando a fiscales extranjeros en América Latina a través de oportunidades de capacitación y con talleres.

Una de estas oportunidades de capacitación tuvo lugar un mes antes que Argentina designara a Hezbollah como organización terrorista, el 12 de junio de 2019, cuando Estados Unidos y Argentina se unieron para un taller de dos días que trato sobre Hezbollah. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los fiscales y los profesionales financieros de seis países de América del Sur viajaron a Buenos Aires para analizar diversas técnicas para restringir y contrarrestar las actividades ilícitas de Hezbollah. Estos esfuerzos están dirigidos en Argentina por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien también se asoció con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos (DoD) para examinar la convergencia del crimen y el terror.

La Universidad de Defensa Nacional (NDU) ha proporcionado la potencia intelectual sobre el tema y ya ha publicado dos libros al respecto. Del 15 al 16 de julio de 2019, la semana de la 25a conmemoración del bombardeo de Irán del centro de la comunidad judía, AMIA, en Argentina, el centro regional de NDU, el Centro William J. Perry para Estudios de Defensa Hemisférica, se asoció con la Ministra Bullrich y su equipo del Ministerio de Seguridad de Argentina para un taller sobre la convergencia del crimen y el terror, en el que se discutió ampliamente el papel de Hezbollah en América Latina. El enfoque de discutir a Hezbollah como partes iguales del crimen y el terror, permite a Estados Unidos y América Latina obtener una imagen completa de la amenaza transnacional de la organización.

  1. Los foros regionales sobre cooperación antiterrorista son claves.

Durante los últimos dos años en América Latina, la administración Trump ha encabezado conferencias, talleres y eventos antiterroristas que permiten a los gobiernos de la región interactuar entre sí y compartir sus mejores prácticas para contrarrestar las redes delictivas y terroristas de Hezbollah.

2019-09-30_1442

Los delegados de la Primera Conferencia Ministerial Antiterrorista Hemisférica se reúnen en Washington, DC, el 11 de diciembre de 2018.

Una serie de conferencias ministeriales contra el terrorismo han demostrado estar entre las más destacadas del hemisferio occidental. La primera conferencia ministerial sobre contraterrorismo en muchos años tuvo lugar el 11 de diciembre de 2018, cuando altos funcionarios de 13 países de América Latina vinieron a Washington D.C. para trabajar juntos y abordar las brechas regionales para contrarrestar las amenazas terroristas. Como el subsecretario de Estado de los Estados Unidos, John J. Sullivan, dijo en ese momento: “[T] el terrorismo nacional representa una amenaza inmediata para nosotros aquí en el hemisferio occidental. Aunque el centro de gravedad percibido parece estar muy lejos, grupos como ISIS, al-Qa’ida y Hezbollah libanés operan donde pueden encontrar reclutas, recaudar apoyo, operar sin control y perseguir sus agendas terroristas”.

Más adelante en su discurso, el subsecretario Sullivan pidió a nuestros socios regionales que hagan más, ya que “nuestra seguridad depende de trabajar con todos ustedes [en América Latina] en materia de seguridad mientras continuamos mejorando la nuestra”.

Su llamado fue respondido en la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica contra el Terrorismo en Buenos Aires, el 19 de julio de 2019, cuando otros cinco países se unieron al evento, y Brasil pasó de ser un observador a miembro. En la Segunda Conferencia Ministerial, 18 gobiernos regionales firmaron un comunicado conjunto sobre cooperación antiterrorista, reconociendo y expresando preocupación por la presencia regional de Hezbollah. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, asistió para mostrar solidaridad con la designación terrorista de Hezbollah en Argentina y alentar a otros gobiernos regionales a designar también a Hezbollah como organización terrorista. Colombia será la sede de la tercera conferencia ministerial contra el terrorismo, programada para realizarse en Bogotá a mediados de enero de 2020.

El impacto de estas cumbres no tardó mucho en alentar a los vecinos de Argentina. Solo unas semanas después, el 9 de agosto de 2019, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, firmó el Decreto Ejecutivo 2307, reconociendo oficialmente a Hezbollah como una organización terrorista en Paraguay, y acentuando la presencia del grupo terrorista libanés en el Área Tri-Fronteriza (TBA). Más tarde ese mes, el 22 de agosto de 2019, los funcionarios regionales viajaron a la TBA para la Conferencia inaugural de seguridad trinacional interinstitucional en Foz do Iguaço, Brasil. Todos los principales actores involucrados en la designación de Hezbollah como grupo terrorista en Argentina y Paraguay participaron, al igual que importantes funcionarios de seguridad del Ministerio de Justicia y Policía Federal de Brasil, lo que le dio un impulso adicional a Brasil para designar a Hezbollah como una organización terrorista.

  1. Congresistas y parlamentarios dan forma a la narrativa.

Muchos foros regionales ayudaron a configurar la narrativa y una mayor cooperación en la lucha contra el terrorismo en América Latina, antes de las conferencias ministeriales oficiales. Entre los más importantes se encontraba el Foro de Seguridad de Inteligencia Parlamentaria (PISF), organizado por Robert Pittenger, ex congresista de Carolina del Norte. El congresista Pittenger ha estado organizando el PISF durante varios años; celebró el primer foro regional en Buenos Aires el 21 de noviembre de 2016, con la UIF y el Congreso Nacional de Argentina. Fue en este foro de 2016, hace casi tres años, que tuvieron lugar las conversaciones iniciales sobre la necesidad de designar a Hezbollah como una organización terrorista en Argentina.

Avancemos unos años, cuando un nuevo PISF regional, más reciente, se llevó a cabo en Asunción, Paraguay, el 14 de enero de 2019. Fue en este evento que se provocó la reciente designación terrorista de Hezbollah en Paraguay. Sobre todo, los parlamentarios que asistieron a estos foros trabajaron diligentemente para ayudar a sus colegas legisladores en sus países a comprender el vacío legal en América Latina con respecto al terrorismo internacional.

Esto fue ciertamente cierto para el congresista argentino Luis Petri, jefe de la Comisión de Seguridad Nacional en el Congreso argentino, que trabajó en estrecha colaboración con el gobierno de Macri para encontrar el camino político y legal para designar a Hezbollah como una organización terrorista. Antes de la designación, el congresista Petri comunicó cuidadosamente los esfuerzos del gobierno de Macri con aliados regionales y extrarregionales, y después de la designación, amplificó las noticias en Brasil, Paraguay y Estados Unidos.

El congresista Petri también participó en el PISF inicial en 2016, el ministerial en Buenos Aires en 2019, y recientemente presentó en la Conferencia Trinacional de Seguridad en Foz de Iguazú, Brasil, así como en un evento organizado por el Centro para una Sociedad Libre Segura ( SFS) en el Senado de los Estados Unidos. Sus esfuerzos han sido vitales para dar forma a la narrativa de por qué la designación terrorista de Hezbollah es importante para América Latina.

  1. La conciencia pública y la educación son necesarias para garantizar que las designaciones sean sostenibles.

El liderazgo y la voluntad política del presidente argentino Macri han logrado establecer un tremendo impulso para que otros gobiernos latinoamericanos piensen críticamente sobre Hezbollah, como lo demuestra el reconocimiento del presidente Abdo del grupo terrorista libanés en Paraguay el mes pasado.

2019-09-30_1449

Las designaciones adicionales pueden provenir del presidente Jair Bolsonaro de Brasil (izquierda) y del presidente Iván Duque de Colombia.

En este momento, el presidente Jair Bolsonaro de Brasil, y el presidente Iván Duque de Colombia, están trabajando potencialmente para designar a Hezbollah en sus propios países para lo que es: una organización terrorista extranjera.

¿Qué sucede, sin embargo, cuando los vientos políticos cambien y los nuevos políticos lleguen al poder en América Latina, cuando esto demuestren menos voluntad política para abordar este problema?

Es por eso que es increíblemente importante sensibilizar al público y educar a los latinoamericanos sobre la naturaleza de las redes de crimen y terror de Hezbollah. Se han realizado varios esfuerzos durante varios años por organizaciones no gubernamentales y grupos de expertos de ideas afines, como el Instituto Gatestone, el Foro de Oriente Medio, Fuente Latina, la Fundación para la Defensa de las Democracias, el Consejo de Política Exterior de los Estados Unidos y muchos más, que han estado a la vanguardia de catalizar una conversación regional sobre el tema. También he trabajado diligentemente junto a estas organizaciones y con la mía, el Centro para una Sociedad Libre y Segura (SFS), para educar a los líderes latinoamericanos y al público sobre la amenaza terrorista transnacional que Hezbollah representa para sus países, pero se necesita mucho más.

Malcolm Hoenlein, CEO de la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses, enfatizó este punto en un discurso conmovedor en un reciente evento de SFS en Capitol Hill cuando nos recordó que “mientras que los judíos son a menudo las primeras víctimas [de los ataques de Hezbollah] nos somos nunca los últimos… “El ataque de AMIA pudo haber tenido lugar hace 25 años, puede ser percibido como simplemente un ataque contra judíos-argentinos, no el país de Argentina. Pero esto está mal. El ataque de AMIA sirve para recordarnos que la amenaza está cerca de casa, y los recientes casos relacionados con Hezbollah en Perú y Paraguay muestran que sus acciones terroristas en América Latina están lejos de terminar.

Las recientes designaciones en Argentina y Paraguay de Hezbollah como grupo terrorista son solo el comienzo. Se abre una ventana para que otros países latinoamericanos sigan sus pasos y ahora, gracias a Argentina, tenemos una hoja de ruta sobre cómo hacerlo. El 2019 es crítico porque a medida que los vientos políticos a menudo cambian en América Latina, no se debe detener el impulso en toda la región.

Ha llegado el momento de que América Latina se ponga al día con el mundo en la cooperación antiterrorista para evitar que Hezbollah arraigue y difunda su influencia en nuestro hemisferio.

 

Joseph M. Humire es el director ejecutivo del Centro para una Sociedad Libre Segura (SFS, por sus siglas en inglés), miembro del Foro del Medio Oriente y miembro distinguido del Instituto Gatestone

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.