Alevosas mentiras palestinas – Por Beatriz W. de Rittigstein

Si se anhela resolver la situación de los palestinos, se debe comenzar por ser honestos y eliminar las versiones fantasiosas

En su reciente discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Abbas acusó a Israel de obstaculizar la paz. Sin embargo, él es responsable de crímenes tales como instigar el asesinato de judíos o pagar sueldos a terroristas y a sus familias, lo cual prueba que no le interesa la convivencia pacífica. La dirigencia palestina no está dispuesta a efectuar concesiones y mucho menos, cumplir con tratados. Prefiere lograr declaraciones simbólicas e injustas en foros internacionales, donde domina una mayoría de gobiernos sin autoridad moral para tener representaciones y cargos.

Repetir mentiras, como decía Goebbles, no las convierte en verdad de forma mágica. Así, Abbas señaló: “Los palestinos tienen una presencia histórica en el territorio que data de 5.000 años”. Una farsa que sorprende, pues en Venezuela hay un personaje que machaca que los palestinos tienen 11.000 años de historia, es decir, no se ponen de acuerdo en la cantidad de miles de años del cuento a promover. Se trata de Susana Khalil, quien inventó un neolenguaje con el que pretende explicar una serie de hipótesis que no resisten el menor análisis. Intenta convencer de que los judíos provienen de una Europa “blanca” y que el sionismo es una ideología de ese continente. Aclaramos que el patriarca Abraham fue el primer judío y el primer sionista: dejó la casa de su padre en Ur (probablemente en Irak) y se mudó con su familia a lo que siglos después, a partir del año 1030 AC, fue Israel de los reyes Saúl, David y Salomón.

Tildar al sionismo de racista es un viejo ardid, una proyección que la señora Khalil hace de sus prejuicios y odios, pues el judaísmo no es una raza. Los judíos tienen variedad de mezclas; entre ellas, están los judíos orientales, expoliados y expulsados por regímenes musulmanes, tras más de 2.000 años en esas tierras. Para el momento, fueron acogidos como parte integral de la sociedad israelí, en vez de mantenerlos en calidad de refugiados “eternos”, como hicieron los árabes con sus hermanos que luego llamaron palestinos, con la finalidad de crear un problema.

Si se anhela resolver la situación de los palestinos, se debe comenzar por ser honestos, eliminar las versiones fantasiosas que se desenmascaran fácilmente a través de la historia y de investigaciones científicas.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.