Ahora los palestinos lo pensarán dos veces antes de quejarse de Israel ante La Haya – Por Eldad Beck

La decisión del Tribunal Penal Internacional de La Haya de rechazar la solicitud del Tribunal Superior de investigación de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, presuntamente cometidos por el ejército de los Estados Unidos y la CIA en Afganistán, es una importante victoria importante de la administración de los Estados Unidos contra aquella organización. Otro cuerpo internacional que se convirtió en rehén de los enemigos de los Estados Unidos y de sus aliados. John Bolton, el asesor de seguridad nacional de la administración Trump, en septiembre pasado, en la víspera del aniversario de los ataques del 11 de septiembre, expresó inequívocamente la opinión de la administración hacia el tribunal de La Haya en su intento de investigar los “crímenes de guerra estadounidenses” en Afganistán. Dejó en claro que Estados Unidos tomarían todas las medidas para proteger a sus ciudadanos y a los ciudadanos de sus aliados contra el “tribunal ilegal” y agregó: “Dejaremos que el propio tribunal muera, en lo que a nosotros respecta, ya está muerto”.

La decisión del juez de posponer la investigación contra Estados Unidos agregó algunos clavos al ataúd de un cuerpo que está perdiendo rápidamente su prestigio internacional porque los jueces dictaminaron que había una base probatoria para demostrar o investigar crímenes cometidos por soldados y agentes estadounidenses en Afganistán. El hecho que la decisión de los jueces se tomó después que el gobierno de los Estados Unidos decidiera revocar la visa de entrada del Fiscal Jefe Fatou Bansuda e imponer restricciones de entrada a otros funcionarios de alto rango en el tribunal de La Haya da testimonio de la balanza de fuerzas entre la superpotencia y la otra parte del mundo que representa al absurdo “orden mundial multilateral”, conocido erróneamente como “Naciones Unidas”.

El gobierno de Trump continúa estableciendo nuevas reglas del juego mundial, diseñadas para cambiar de principio a fin o desmantelar los marcos internacionales, que se han convertido en una herramienta para los tiranos y los dictadores. El presidente Trump reiteró su compromiso absoluto de proteger a los ciudadanos israelíes y ciudadanos de otros países amigos contra los reclamos del tribunal de La Haya, durante este fin de semana. Los palestinos y sus aliados deben tomar en serio las palabras de Trump: cualquier intento de usar a La Haya para acusar a Israel de crímenes de guerra y otros crímenes probablemente será castigado severamente por todas las partes involucradas. Mientras tanto, más y más países están considerando cancelar su membresía en el tribunal de La Haya. Trump prácticamente implementa la teoría del “muro de hierro” hacia los enemigos reales de la humanidad en todo el mundo, que utilizan a la ONU y sus instituciones para promover una agenda destructiva, y solo se espera que gane un segundo mandato para completar su trabajo.

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.