‘Abbas ordenó reprimir a los palestinos que vendieron propiedades a los judíos’

Esta fue la primera vez que un alto funcionario de Ramallah admitió que la represión contra los sospechosos palestinos se estaba llevando a cabo bajo órdenes directas del propio Abbas. 

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, hace gestos mientras habla en una ceremonia que conmemora el 14 aniversario de la muerte del fallecido líder palestino Yasser Arafat en Ramallah, el 11 de noviembre de 2018. (Crédito de la foto: MOHAMAD TOROKMAN / REUTERS)

Las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina persiguen a los residentes del este de Jerusalén que son sospechosos de vender propiedades a judíos israelíes, bajo “órdenes directas” del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, reveló hoy jueves un portavoz de Fatah.

Una ley israelí aprobada en 1995 prohíbe a la Autoridad Palestina participar en actividades políticas, diplomáticas, de seguridad o relacionadas con la seguridad dentro del área de Israel, incluida Jerusalén oriental. Sin embargo, la Autoridad Palestina ha violado repetidamente la ley en las últimas dos décadas al realizar actividades políticas y de seguridad en el este de Jerusalén.

Osama Qawassmeh, portavoz de la facción Fatah de Abbas en Cisjordania, confirmó que las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina habían arrestado recientemente a un hombre estadounidense-palestino de Jerusalén oriental bajo sospecha de estar involucrado en la venta de una casa de propiedad árabe en la Ciudad Vieja de Jerusalén a judíos israelíes.

El 18 de octubre, el Jerusalem Post reveló que las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina arrestaron al hombre del este de Jerusalén, que luego fue identificado como Isam Aqel.

La familia de Aqel notificó al Departamento de Estado de EE. UU. sobre el arresto y expresó su profunda preocupación por su seguridad.

Después de que la historia de Aqel apareció en el Post, Israel arrestó a dos altos funcionarios de la Autoridad Palestina bajo sospecha de estar involucrados en el encarcelamiento del ciudadano estadounidense-palestino.

Los dos, Adnan Geith, quien se desempeña como el “gobernador” de Jerusalén de la Autoridad Palestina, y Jihad Faqeeh, comandante del área de Jerusalén en el Servicio de Inteligencia General de la Autoridad Palestina, fueron liberados días después de que fueron detenidos.

Qawassmeh, el principal funcionario de Fatah, admitió hoy jueves que las fuerzas de seguridad de la AP habían arrestado al ciudadano estadounidense-palestino bajo sospecha de estar involucrado en una transacción de bienes raíces con judíos israelíes.

Sin embargo, fue la primera vez que un alto funcionario de Ramallah admitió que la represión contra los sospechosos palestinos se estaba llevando a cabo bajo órdenes directas del propio Abbas.

Qawassmeh dijo a la fuente de noticias de Al-Watan Voice que el hombre estadounidense-palestino fue arrestado hace aproximadamente un mes. Describió al hombre como uno de los mayores agentes de bienes raíces del este de Jerusalén involucrado en la venta de propiedades a judíos israelíes.

Fuentes en el este de Jerusalén afirmaron que el hombre solo había actuado como un “abogado” entre el propietario de la casa y el grupo judío israelí que lo compró.

El funcionario de Fatah también reveló que Israel amenazó con “invadir” Ramallah y “destruir” la sede del Servicio de Inteligencia General de la Autoridad Palestina, donde el ciudadano estadounidense-palestino estaba siendo detenido e interrogado.

Israel, dijo, amenazó con destruir “todas las oficinas de la Autoridad Palestina” en Ramallah si el hombre no era liberado. “A pesar de las amenazas, la Autoridad Palestina se negó a liberar al sospechoso”, dijo.

Un alto funcionario de seguridad israelí confirmó al Post que Israel había amenazado con enviar a las FDI a Ramallah para liberar al ciudadano estadounidense-palestino. El funcionario se negó a decir si la Autoridad Palestina había accedido a liberar al detenido.

Qawassmeh dijo que las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina continuarán atacando a los palestinos sospechosos de participar en transacciones de bienes raíces con judíos israelíes, especialmente en el este de Jerusalén.

“Este es un tema muy peligroso”, agregó.

La ley palestina y los decretos religiosos (fatwas) prohíben la venta de casas y tierras a los judíos israelíes. El mes pasado, tras informes de que algunos residentes del este de Jerusalén habían vendido sus casas a una organización judía israelí, el mufti palestino recordó a todos los palestinos que tales acuerdos equivalían a una “alta traición”. El gobierno de la AP también formó una comisión especial de investigación para investigar el Venta de una casa propiedad de la familia Joudeh a un grupo judío israelí. La casa está ubicada en el barrio musulmán de la ciudad vieja de Jerusalén.

 

Fuente: JPost-Traducido por UnidosxIsrael

Comentarios

Recientes

spot_img

Artículos Relacionados

Donaciones

 

En “Hatzad Hasheni” seguimos produciendo contenidos verdaderos y confiables para que te sigas sintiendo orgulloso de lo que eres…

¡Ayúdanos ahora con tu donación!

¡Súmate al proyecto que modifica percepciones!

CLICK AQUI PARA DONAR

Gracias por donar en este importante proyecto de diplomacia publica.